envíale tus preguntas a nuestra experta
artículos de interés

Lactantes

Por:
Luz Mariela Manjarrés C

Nutricionista Dietista

Esp. En NH, Mg en CANH

Profesora Universidad de Antioquia

Lactancia materna, un reto que debes asumir
Lactancia materna, un reto que debes asumir

La alegría de ser madres trae consigo un sin numero de responsabilidades dentro de los cuales se desataca la de alimentar bien a nuestro bebe, tarea que genera una serie de opiniones encontradas que nos sumerge en un mar de confusiones, por un lado están los familiares y a veces profesionales de la salud que recomiendan dar algún sustituto de la leche materna (leches en polvo) y por el otro los defensores de la lactancia materna exclusiva, estas recomendaciones hacen que por nuestra mente pasan muchas preguntas que no siempre encuentran respuesta oportuna, razón por la cual el programa IOFI por la vida, se toma un tiempo para responder sencillamente algunas de las inquietudes más frecuentes.

¿Vale la pena lactar a mi bebe?

La respuesta es un si contundente, pues es un vinculo afectivo que sólo pueden disfrutar las madres y su bebe, el cual además se refleja en una mejor salud para ambos, como por ejemplo las madres recuperan más rápido su peso normal y tienen menor riesgo de desarrollar cáncer de seno, y los niños lactados son más inteligentes, sanos y con menor posibilidad de desarrollar enfermedades crónicas y obesidad en la edad adulta. En conclusión ¡Vale la pena lactar!

¿Es fácil amamantar a mi bebe?

No es fácil lactar a un bebe, esto no lo decimos con el animo de desmotivarte, por el contrario es importante que sepas que durante este proceso se pueden presentar problemas, pero todos se pueden superar y finalmente llevar a cabo una lactancia exitosa. Cuando presentes un inconveniente no dudes en consultar a una madre que haya lactado a su bebe o llamar a la liga de lactancia.

¿Existen algunas recomendaciones sencillas y practicas que deba tener en cuenta?

Si hay muchas, pero destacamos las siguientes:

  • Durante el embarazo permite que tus pezones tengan contacto con el aire y ojala con el sol, esto hace más resistente su delicada piel.
  • Nunca laves los pezones con agua ni jabón, para limpiarlos puedes extraerte un poco de tu leche y esparcirla por la areola y el pezón, ya que es un excelente lubricante que limpia esta zona y evita su agrietamiento.
  • Lo primero que debes ofrecer al niño es el pecho, posiblemente después de alimentarse duerma un rato, recuerda él como tú esta cansado y sus reservas nutricionales pueden durar hasta doce horas, sin que presente problemas de salud. NO permitas que le den biberón (excepto si has padecido diabetes gestacional).
  • Espera un poco tu organismo requiere tiempo para producir el calostro y la leche materna.
  • NO pongas horarios, ni tiempo a la lactancia, el bebe debe tomar leche materna cada que lo desee, esto le brinda los nutrientes que necesita, le da seguridad y NO le produce resabios.
  • Hay días en que tu bebe se pega más al pecho, debido a que esta en un pico de crecimiento y es la forma como tu organismo identifica que debe producir más leche materna para satisfacer el aumento de las necesidades nutricionales de tu hijo.
  • NUNCA pienses que tu leche es insuficiente, ella proporciona todos los nutrientes que necesita tu bebe hasta los seis meses, por tanto es el UNICO alimento que debe recibir hasta esta edad.
  • Cuando lactes al bebe en el día háblale, permite que este en contacto con tu piel (ambos sin ropa), en fin realiza el estimulo que consideres pertinente, pero cuando lo lactes en la noche guarda silencio, déjalo arropado, no enciendas la luz, de esta forma poco a poco identificará la diferencia de horarios.
  • Antes de lactar verifica que estes cómoda y posteriormente evalúa que tu bebe succiona eficazmente y esta en la postura correcta.
  • Lactar no te puede generar un dolor constante en el seno, si este es persistente verifica como esta cogiendo el bebe tu pezón.
  • Cambia el pañal a tu bebe después de sacarle los gases, pues la lactancia estimula el movimiento del intestino y por tanto es frecuente que posterior a ella el bebe defeque.
  • NUNCA realices dietas de reducción de peso, aliméntate con cuidado. Toma IOFI una vez al día durante la lactancia para prevenir la anemia en caso de padecer esta enfermedad posiblemente necesitas dos pastillas de IOFI, pero lo ideal es que consultes con tu médico.
  • A partir de los seis meses posiblemente tu hijo requiera suplementar su dieta con hierro para prevenir la anemia.

"NO te pierdas la oportunidad de lactar a tu hijo. Por ti y por él vale la pena hacerlo"

iofi, por la vida
importante

Los temas incluidos en esta página tienen como objetivo brindar información fundamentada científicamente, pero no reemplazan las recomendaciones que realizan los profesionales
de la salud.

La información aquí consolidada ha sido desarrollado en el centro de investigación

laproff Diseño web (-:emótica)